Cómo empezar a componer temas

Antes de empezar, aclarar que esto son solo algunas consideraciones personales y generales. Pequeños trucos y sistemas que uso a la hora de componer mis temas, y que ojalá cuando no tenía ni idea alguien me hubiera explicado. Espero que os sirva de ayuda. Ahi va.

Existen muchas formas de abordar una composición Rock/Pop, pero quizás las más usadas sean estas dos:

1. Comenzar por un riff o una consecución de acordes y añadir después una melodía.
2. Comenzar con una melodía y posteriormente añadir el acompañamiento. (inversa a la anterior).

Antes de avanzar más, nombraremos los principales elementos de una composición:

- Melodía principal de voz y letra.
- Acompañamiento (riffs, acordes, sección rítmica…)
- Arreglos (tanto instrumentales como de voz).


En mi caso, supongo que al ser guitarrista, suelo partir mis composiciones de un riff. Es decir, parto de una idea instrumental y le voy sumando la melodía y resto de elementos como son el bajo y la batería. Es de este modo como YO me siento más cómodo componiendo, y es el proceso que a continuación trataré de explicar:

1. Buscar una progresión: Cojo mi guitarra y me marco unas cuantas series de acordes hasta dar con una progresión que me gusta y saco un riff. El saber de armonía nos puede ayudar (o no) en esta tarea inicial. En esta etapa suelo tirar de improvisación, y ni me preocupo de si los acordes deberían ser mayores o menores. Es más, a veces simplemente toco acordes de quintas sin preocuparme de la tonalidad.

2. Buscar la tonalidad: Ahora sí. Si no lo hemos hecho antes, debemos de averiguar en qué tonalidad está la canción (mayor o menor). Si hemos usado acordes de quintas, tenemos que hacer la labor de saber si son acordes mayores o menores. Si sabemos un poco de armonía esta labor nos será un poco más rápida, sino tendremos que usar nuestro oído. Prueba y error.

3. Avanzar con la canción: Podemos comenzar con una idea e irle sumando el resto de instrumentos poco a poco, o tratar de completar un tema entero con sus distintas partes. Estrofas, estribillos, puentes, solos, transiciones… Yo uso ambos métodos según mi inspiración.

4. Melodía de voz: Hay que buscar a esos acordes una melodía de voz. No necesariamente con una letra, ya que simplemente tatareando nos puede servir.

Para ello os recomiendo lo siguiente:

- Tocar acordes completos (nada de riff o quintas) ya que nos ayudará a que la melodía se mueva dentro de la tonalidad y nos será más fácil dar con algo que nos guste evitando disonancias. Pero cada uno que haga lo que considere.

- Procura que la melodía no sea exactamente la misma en todas las estrofas. Varía algunas notas para que no sea monótona y aburrida.

- Igual de importante y enriquecedor es cambiar la rítmica de la melodía entre estrofas y dentro de ellas. Combina notas cortas con otras más largas. Esto hace la canción más dinámica y atrae la atención del oyente. Que no sea siempre igual.

- Donde mayor cambio de melodía y ritmo debe haber es entre las distintas partes de la canción. Estrofas, puentes, estribillos, transiciones… ¡Que se note el cambio!

- Muchas veces las melodías de voz suben en intensidad en los estribillos, tanto en fuerza como en melodía. Esto es algo que funciona bastante bien, pero no necesariamente tiene que ser así. Lo más importante es que te sientas cómodo a la hora de cantar la melodía para no desafinar. Si no llegas, cambia la melodía. Además, recuerda que con un coro se puede reforzar la melodía principal sin necesidad de que suene forzado.

- Otro recurso que funciona bien es cambiar la melodía y ritmo del estribillo final o añadirle algún coro adicional. La canción termina, y tiene que hacerlo a lo grande.

- Si la composición está en mayor y usas muchas notas distintas en la melodía subiendo y bajando por la escala, correrás el riesgo de que el tema suene “infantil”. En mayor todo suena alegre, y una melodía algo más simple puede ayudar a darle un toque más serio. Esto último depende de lo que uno quiera, claro.

- Si no te encuentras cómodo con la tonalidad que has escogido. !Cámbiala! baja o sube la tonalidad. Incluso puedes afinar su guitarra más grave si fuera necesario. Muchos artistas lo hacen.

Se podrían decir muchas más cosas, pero básicamente se trata de buscar una melodía más o menos pegadiza, que sea fácil de recordar (si se puede silbar, ya la tienes) y que no sea monótona y cambie a lo largo de la canción. Sin una melodía dinámica, el tema será un coñazo seguro.

5. Letra: Con respecto a cómo debe de ser la letra, entramos en terrenos muy personales y depende mucho del estilo de música. Más o menos explícitas, tipo de lenguaje, directas o abiertas, temática… No diré que la letra no es importante porque no es verdad, pero si no tienes una buena melodía da igual la letra.

Ojo con caer es rimas muy fáciles y repetitivas. Evitar rimar de manera repetitiva con tiempo verbales. Lo mejor es combinar las rimas con vocales distintas y entre palabras de distinto tipo (verbos con adjetivos, o con sustantivos por ejemplo).

Otra consideración a tener muy en cuenta es acentuar bien las palabras. Si no somos capaces de que la palabra entre bien acentuada, busca otra o cambia el verso. Meter una palabra mal acentuada, o con calzador porque no entra en tiempo queda horrible.

6. Estructura y duración: la canción puede tener infinitas estructuras y durar lo que queramos pero aquí van algunos consejos:

- No uses siempre la misma estructura en todas las canciones. Pongamos un ejemplo clásico:
Estrofa + Puente + Estribillo + Estrofa + Puente + Estribillo + Solo + Estribillo(x2)

• Puedes poner o quitar algún puente de los dos puentes existentes:
Estrofa + Puente + Estribillo + Estrofa + ----- + Estribillo + Solo + Estribillo(x2)

• Cambiar la duración de la primera estrofa y la segunda haciendo una estrofa más larga que otra. Lo mismo para los estribillos.
Estrofa + Puente + Estribillo + Estrofa (1/2) + Puente + Estribillo + Solo + Estribillo(x2)

Estrofa + Puente + Estribillo + Estrofa (1/2) + Puente + Estribillo + Solo + Estribillo(x1)

• Si tocamos dos veces el estribillo final, tocar el segundo de manera distinta al primero.
Estrofa + Puente + Estribillo + Estrofa + Puente + Estribillo + Solo + Estribillo A + Estribillo B

• Podemos meter una intro al tema y usarla en otra parte del tema, que no haya solo de guitarra, que termine solo con un estribillo…
Intro + Estrofa + Intro + Estribillo + Estrofa + Puente + Estribillo

Podríamos seguir hasta llenar un libro. El caso es tratar de jugar con las estructuras y hacer así nuestros temas distintos y no demasiado predecibles.

- Con respecto a la duración de los temas solo comentar que menos es más. Nada de alargar un tema con partes que no aportan nada a la canción. Si después de escuchar el tema completo se nos hace largo o hay algo que no convence, o bien se cambia o se quita. Sin más. Tan bueno puede ser un tema de 2:30 con como uno de 4:00.

La duración del tema lo dejamos al criterio de cada uno, pero normalmente los temas comerciales rondan los 3:00 – 3:50 como máximo independientemente del género. Yo me suelo ceñir más o menos a esto.

7. Resto de instrumentos y arreglos: quizás llegado este punto sea algo que ya hemos hecho o quizás no. Aquí van algunos consejos:

- Que el bajo no toque exactamente lo mismo que las guitarras ni rítmicamente ni melódicamente, y por supuesto que vaya de la mano de la batería.

- Si hemos decidido que el bajo haga algo parecido a la guitarra que inicialmente creamos, quizás sea buen momento para cambiar esos acordes rasgados por un arpegio o un arreglo, y que sea la guitarra la que cambie.

- Si metemos dos guitarras que no siempre toquen los dos lo mismo. Que una haga de rítmica y otra arregle. O que solo suene una guitarra durante las estrofas y dos en los estribillos para darle más fuerza.

- La batería debe de ir de la mano del bajo y es importante que rítmicamente varíe durante la canción o se hará monótona. Puede tocar una parte de la canción a negras y otra a corcheas, e incluso variar durante una misma estrofa o estribillo. Por supuesto, el resto de instrumento deben de acompañar esos cambios.

- Los teclados y vientos son a mi parecer instrumentos que deben usarse con moderación. Algunos no estaréis de acuerdo, pero personalmente odio los temas en los que está continuamente sonando el teclado. Me resulta cargante y pesado. Me gustan para añadir arreglos, o y darle fuerza a los estribillos principalmente.

- Cuando estemos metiendo arreglos, tened cuidado de donde los metéis. Tenéis que escuchar que no se pegue con la melodía de la voz. Podéis aprovechar los huecos que deja la voz para meterlos o que simplemente armonicen. Algo que funciona bastante bien, es meter algún arreglo simple en el estribillo para añadirle fuerza.

- Respecto a los coros, lo principal reforzar ciertas partes armonizando. Es decir, hacer una melodía una tercera por encima o por debajo de la principal. Este coro también se puede cruzar con la melodía principal, sin necesidad de realizar el mismo dibujo pero siempre armonizando. Otro recurso es doblar las voces, es decir, cantar exactamente lo mimo dos veces.

Todo lo anterior se resume en respetar el espacio de cada instrumento y dejar hueco para ellos. Si añadimos algo que sea solo para sumar y no para recargar de manera innecesaria.

8. Solo instrumental: ¿Es necesario que la canción lleve un solo? No todas las canciones tienen que llevarlo, y menos aún 2 o 3 solos... Si aún así decides meterlo, aquí algunas consideraciones:

- Salvo que toques TrashMetal (y tampoco), eso de meter 300 notas por segundo sin ton ni son no aporta demasiado. Solo demostraras ser muy rápido, y tener mal gusto. Es mejor un solo meditado con una melodía silvable, de la que todo el mundo se acuerde.

- Al igual que la voz, que no sea monótona. Que la melodía evolucione y ritmicamente no sea siempre gual. Combina pasajes lentos con otros algo más rápidos.

- Algo que ayuda a salir de la dinámica de la canción, es que el solo esté compuesto sobre una secuencia de acordes distinta a la que estaba sonando hasta el moemento.

- El resto de intrumentos deben de acompañar al solo y acentuar con él los momentos necesarios. "Todos tocan el solo".

9. Revisión del tema: esto realmente es algo que se produce de manera continua, ya que solemos hacer cambios constantemente. Aún cuando tengamos el tema completo, hay que escuchar el tema detenidamente y si algo no nos gusta cambiarlo. No dejar nada de pegote.

Si no estáis seguro de algo, no hay nada como enseñar el tema a un amigo sincero y que entienda un poco de música para os lo destroce y empezar de nuevo .

Hacer grandes cambio es un coñazo, pero así es la música.

Se podrían añadir y quitar muchas cosas, pero creo que a grandes rasgos podría servir.

¡¡Saludos Rockeros!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario