Artistas de Palo



Hoy día salen grupos de música y cantantes de debajo de las piedras. ¿Quién no tiene un amigo que toca la guitarra o canta? El poder adquirir un instrumento a bajo precio, y las nuevas tecnologías nos han acercado a la música muchísimo. Internet es una fuente infinita de conocimientos musicales, y bien usados nos abren un mundo de posibilidades. Por poco dinero nos podemos montar un estudio casero con el que poder grabar nuestras creaciones, y lo mejor de todo, sonar decentemente. Pero claro, no todo es de color de rosa, y como consecuencia nos ha traído mucho artista de palo y basura musical. ¡¡No todo vale señores!! 

Ahora todo es copia y pega. Grabo una vez una cosa, y si se repite en otro lado, pues lo pego. Grabo una batería o un bajo,  y si un golpe no está a tiempo, no pasa nada, se ajusta. También tenemos los autotuners (autoafinadores). Se usan para afinar líneas de bajo, solos de guitarra, y lo que es más destacable de todo…las voces. 

Todo esto está muy bien, y nos ahorra tiempo y dinero. Arreglar un pequeño fallo que no se ha detectado en la grabación, es asumible. No se va a quedar ahí esa cagada peeeeeeeeeeeeeeeero, si se abusa de todo ello da como resultado algo artificial, poco orgánico y nada humano. A mí personalmente la música tan “perfecta” me cansa. Lo bonito es que se note que hay gente detrás. Hubo un tiempo en que se grababa todo en directo en un estudio. Del tirón y sin cortes. ¡Ole! ¡¡Ooooooole!!

Lo peor de todo es que ahora cualquiera saca una canción y canta bien. ¡¡Vamos no me jodas!! Qué asco de cantantes mediocres sacando canciones con voz robótica. Creo que el ejemplo más claro y actual es de Paquirrín. Me descojono escuchándole cantar en directo. Es lamentable. Y encima se presta a ello y sus palmeros lo consienten. Esto dice mucho de su inteligencia. Se le podía pegar algo de lo bueno que tiene su madre. Voz.

Lo mismo podríamos decir de Paulina Rubio, Juan Magán y muchos otros. Les sacas de un estudio y no dan ni una. Pero ahí están, viviendo de lo que no tienen, VOZ. Para eso los rockeros somos distintos ¿verdad? Nos la suda cantar mal jajaja. Berreamos y punto. Esto último creo que me da aún más repulsa. ¡¡Gangrenaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

Estoy a favor de que todo el mundo tenga oportunidades, pero en contra de que se nos trate de engañar. Y lo peor no es eso. Es que ni nos planteamos la verosimilitud de lo que nos ponen delante. Cuando no existía el autotuner esto no pasaba. Había una selección natural. Como la vida misma. El que cantaba bien triunfaba, y el que no, pues a otra cosa. Ahora la cosa se complica para los que hacen bien su trabajo y pretenden que la música sea su profesión. Una pena.

Saludos Rockeros !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario